Consejo Regulador de la indicación Geogáfica Protegida

Los embutidos de Requena están regulados por el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida "Embutido de Requena", entidad que acoge a doce empresas familiares, todas ellas situadas en el término municipal de Requena.
El Consejo Regulador, a través de sus Registros y sistemas de Control, garantiza la calidad de los Embutidos, amparados por la Indicación Geográfica Protegida "Embutido de Requena".
Los Embutidos de Requena, se identifican por los marchamos del Consejo Regulador que garantizan su autenticidad.
El Consejo Regulador se encarga de velar por la defensa de la figura de calidad, así como de las labores de promoción de la misma.
Siguiendo las directrices del Reglamento de la I.G.P., la elaboración de los distintos embutidos, se realiza de un modo riguroso, seleccionado de las carnes del cerdo, utilizando únicamente hembras o machos castrados, la calidad contrastada de las especias empleadas y el uso de tripas naturales para elaborar los distintos embutidos, definen el producto y lo distinguen del resto de embutidos del mercado.


El Embutido Artesano y de Calidad de Requena es reflejo de la tradición y la historia de un pueblo. Se elabora artesanalmente, extremando el cuidado en cada detalle para mantener constante la calidad.
El Consejo Regulador, mediante esta selección asegura unas características propias del Embutido de Requena, que permiten que el producto llegue al mercado en excelentes condiciones.
El prestigio de la I.G.P, se basa en la seriedad de los diferentes agentes que participan en estos procesos, y su misión fundamental es la de ser garante del buen hacer de estos agentes, recogiendo evidencias objetivas del mantenimiento de ese compromiso. Por ello ejerce metódica y periódicamente su función de inspección a través de sus empresas independientes y rigurosas, aparte de los controles que realiza la Consellería de Agricultura y Sanidad.